- la hermandad pictórica
INDICE
CURRICULUM
TEXTOS
VIDEOS
CLASES

Ver imágenes de este períodoonext
Saltar al inicio del período siguiente

PERIODO 1982-1989
LA HERMANDAD ENTRE MARES
Sus últimos siete años al pie de la Sierra Tramuntana mallorquina
 
 
En 1982 Angel se trasladó de los Monegros a Mallorca, a Campanet, cerca de Moscari, donde vivía Vicente desde hacía un año.
 
El nuevo entorno marcó el inicio de un planteamiento primitivista y un mayor rigor en la aplicación de geometrías tradicionales.
 
Su pintura se situó más aún entre un espíritu lindante al prerafaelita, C. D. Friedrich y el paisajismo extremo-oriental.
 
El espíritu Mediterráneo caló en su obra.
 
La hermandad se posicionó en clara contracorriente respecto a la verbenera modernidad impuesta por esos años en España. En consecuencia, su pintura provoca cierto desconcierto en el medio del arte y acaba provocando una contradictoria situación:

- Por un lado se considera a la hermandad y a otros artistas afines (como Guillermo Pérez-Villalta) pioneros de un cambio importante en el arte español. Lo cual queda reflejado al ser elegidos para el primer SALON DE LOS 16.
 
- Por otro lado se le restó voz por parte de los recién llegados porque la hermandad disentía claramente de la modernidad dogmática.
 
- Es decir, se les aplicó por un lado el aura de respeto y por otro un progresivo vacío de silencio.
Hacia 1986 vivieron un vigoroso momento creativo y volvió su notoriedad. Fue el "canto del cisne" de la hermandad pictórica: Grandes formatos, obras y exposiciones de envergadura como la cúpula y friso para el edificio Pignatelli del Gobierno de Aragón o sus exposiciones finales en el Palacio de Sástago de Zaragoza, la Sala Luzán y las Salas de la Diputación de Huesca.

En 1989 finalizó la colaboración entre ambos hermanos, después de haber desarrollado y desplegado durante 20 años múltiples posibilidades de trabajo como equipo pictórico.


 
 
 

cupula

Cúpula de la Consejería de Cultura del Gobierno de Aragón en Edificio Pignatelli
F: G. Bullón